A estas alturas muchos conoceréis, y de hecho usaréis en vuestro día a día, proveedores de almacenamiento en la nube como Box, Dropbox, Google Drive, Skydrive, iCloud, etc. Yo también soy usuaria de algunos de estos servicios desde hace años, pero recientemente me lancé a probar una alternativa que promete una mayor seguridad en nuestros documentos por su sistema de encriptado ANTES de iniciar el proceso de subida, no DESPUÉS de haberlo hecho. Se llama Wuala y estas son algunas de sus características: 
 
  • Incidiendo en el aspecto de privacidad, la propia plataforma explica: “Durante la subida, tus datos se separan en varias partes y se almacenan en diferentes lugares para asegurar que nunca perderá un archivo. Para mayor seguridad, tu contraseña nunca se transmite, por lo tanto nadie, ni siquiera los empleados de Wuala, pueden ver tus documentos privados”. En este sentido se parece bastante a lo que ofrece otro competidor, SpiderOak, aunque éste último es un servicio algo más complejo para el usuario medio y Wuala tiene la ventaja de tener la interfaz en español.
  • En cuanto a las copias de seguridad y versiones de los documentos que almacenamos, Wuala permite decidir de qué carpetas queremos hacer copias de seguridad y con cuánta frecuencia (diaria, por horas, etc). Al sincronizar los archivos del ordenador a la nube estarán disponibles en cualquier tipo de dispositivo con acceso a Internet. Si queremos acceder a una versión anterior o si hemos borrado accidentalmente un documento de nuestro escritorio, siempre será posible recuperarlo.
  • Los archivos y carpetas que tenemos alojados en Wuala también pueden ser compartidos con las personas que decidamos mediante redes sociales como Facebook y Twitter o a través de un enlace automático y personal a nuestro documento. El acceso a esos links es inmediato, el destinatario no necesitará registrarse para verlos, pero no podrá editarlos.
 
Os dejo esta presentación para que veáis mejor, en acción, cómo funciona Wuala y decidáis si os gusta lo suficiente como para ser “infieles” a vuestro sistema cloud habitual. Yo mantengo Dropbox y Google Drive por la compatibilidad con un mayor número de usuarios y por la posibilidad en éste último de editar documentos online y en tiempo real entre varios colaboradores, pero sí me ha gustado.
 

TIC y Empleo