El 85% de las relaciones B2B (Business to Business) desarrolladas en Internet tienen lugar en Twitter, con lo que la red social de microblogs se convierte en la plataforma más popular para este tipo de modelos comunicativos, seguida por LinkedIn (82%), Youtube (77%), Facebook (71%) y, de lejos, Google+ (36%). 

El principal objetivo de las empresas que optan por el sistema B2B en la Red es generar tráfico hacia la página web corporativa, aunque estas estrategias también persiguen construir y posicionar la imagen de marca y reforzar el concepto de liderazgo. 

Para evaluar la eficacia de estos procesos los negocios se centran en indicadores como el tráfico del sitio web principal, el número de seguidores en las redes sociales o las descargas de contenidos contabilizadas. 

Entonces ¿LinkedIn o Twitter para las empresas?

Aunque LinkedIn ha sido definida en los últimos años como “la principal red social profesional”, algo está cambiando recientemente con Twitter: lo que sucede en esta plataforma es lo primero que ven muchos usuarios al levantarse y lo último al acostarse, y además mezcla temas vinculados al trabajo (casi lo único que encontramos en LinkedIn) con otros de puro ocio (típicos de alternativas como Facebook, Tuenti, etc). 

En términos generales podría afirmarse que: 

Facebook no sirve para los clientes de B2B pero da buenos resultados para el B2C (Business to Consumer) del sector de ocio. 

Twitter ayuda a posicionarse como una figura relevante del sector y crear enlaces que permiten generar negocio en un futuro a medio y largo plazo.

LinkedIn es la plataforma más efectiva para captar clientes siempre que no se trate del consumidor final, sino de profesionales intermedios. 


TIC y Empleo (Fuentes: B2B Marketing y Hubspot)