El 80% de los internautas españoles utiliza alguna red social, proporción que se ha elevado un 5% en el último año. Independientemente del uso que quieran dar a estas plataformas, como herramientas profesionales o por simple ocio, ¿por qué siguen a determinadas marcas en el entorno 2.0?

El 81% tiene algún interés personal, como la búsqueda de promociones, ofertas de trabajo o becas; mientras que el 64% lo hace por afinidad con la firma, porque ya le gustaba previamente. Otro 36% reconoce que su única motivación para seguir a una marca era que se lo exigían para participar en un concurso, a lo que se suma otro 23% de seguidores que comparte los gustos de sus amigos.

Generar fidelidad

Pero lo que una empresa necesita no son seguidores en las redes sociales, sino una comunidad de personas satisfechas con sus productos o servicios. Los principales factores que hacen que alguien que puntualmente sigue a la marca permanezca en su red son la publicación periódica de ofertas y promociones interesantes (55%), los contenidos de interés (48%) y las actualizaciones de nuevos productos (28%).

Reticencia a las compras

A pesar del creciente uso de estos portales, sólo el 14% de quienes están registrados en las redes sociales las ha utilizado en alguna ocasión como canal de compra (el 74% de éstos en Facebook). 

Los motivos que alega el 87% de quienes no han comprado nunca a través de estos medios son: desconocimiento de la posibilidad (57%), no haber encontrado un producto o servicio suficientemente atractivo (29%), no tener confianza en la compra segura a través de redes sociales (24%) y no creer que sea el lugar adecuado para comprar (22%).


TIC y Empleo (Fuentes: IAB Spain y Elogia)