No hay responsable de negocio que conozca que no diga frases como “eso de las redes sociales exige un tiempo que no tengo”, “tengo demasiado trabajo para ocuparme de Internet”, “no hay horas en el día para todo lo que tengo pendiente, como para mirar las redes…”. Y en parte me alegro, porque gracias a eso recurren a los servicios de Gz2puntocero. Pero muchas veces nos complicamos demasiado la existencia. Al menos en plan supervivencia, sí podemos tener cuidar nuestra reputación online sólo con buscar 30 minutos al día para cuidar un poco nuestras cuentas. ¿Cómo? Lo básico:

10 minutos para Twitter: responder tuits que te mencionan y compartir contenidos de personas relevantes de tu sector para reforzar tus contactos profesionales.

6 minutos para Facebook: responder comentarios en tus publicaciones o en tu biografía, revisar las actualizaciones de tus clientes, compañeros o referentes de tu sector para interactuar con ellos y compartir con tus seguidores contenido de tu página web, a poder ser acompañados de material gráfico y audiovisual para llamar la atención de tu audiencia.

6 minutos para LinkedIn: compartir contenidos profesionales y novedades de tu empresa en tu página corporativa de esta red social, participar en grupos destacados de tu sector, plantea líneas de debate sobre aspectos relacionados con tu ámbito de actividad para atraer a tu público objetivo.

4 minutos para Pinterest: pinear contenidos (imágenes o vídeos) tanto propios como ajenos de interés sobre tu actividad, revisar los pines de tus contactos y ser sociable (repinea, marca favoritos y comenta, sí, cómo sucede en otras redes sociales).

2 minutos para Google+: compartir con los círculos de tu página de empresa contenidos actuales, iniciar conversaciones y plantear preguntas y foros de debate.

2 minutos para Instagram: no todas las empresas son propicias para esta red social, pero sí es recomendable para hacer partícipes a los seguidores del día a día de la empresa y para inspirarles con imágenes y reflexiones motivaciones. Es la red social de “lo bonito”.

Sobra decir que estos tiempos pueden variar en función de las características de cada empresa/profesional, pero si te lo propones puedes lograr mucho en Internet. Y si de verdad no tienes tiempo o, aunque lo tengas quieres un acompañamiento especializado, confía en nosotros para impulsar tu negocio online.