A todos nos pasa que al hacer búsquedas en Google nos aparecen resultados sobre fondo ocre claro, no completamente blanco, tanto en la zona superior como en una columna lateral derecha. Para los que aún no sabéis lo que eso significa: son anuncios de empresas que han puesto en marcha campañas de Google Adwords, es decir, que pagan por aparecer en las mejores ubicaciones del principal buscador de Internet cuando alguien introduce un término relacionado con su negocio. 



Entre las principales ventajas de este sistema publicitario destacan:

– Con respecto al público objetivo: el anuncio se muestra a quienes ya se están interesando por un producto o servicio concreto, puesto que lo han buscado en Google.

– Con respecto a la colocación: el anunciante puede decidir insertar su publicidad en sitios web específicos o en un área geográfica determinada.

– Con respecto a la financiación: con las ofertas de CPC (precio máximo que está dispuesto a pagar por clic) el anunciante sólo paga cuando un usuario haga clic en su anuncio, no cuando lo vea. Es posible decidir qué presupuesto se va a invertir cada mes en este tipo de campañas, que no requieren de un importe mínimo.

– Con respecto al rendimiento: las herramientas de Adwords permiten consultar cuántos usuarios llegan a la empresa a partir del anuncio, cuándo acceden, de dónde proceden, etc.

Cuando varios anunciantes utilizan la misma palabra clave para activar su publicidad o desean que aparezca en los mismos sitios web Google establece un orden de prioridad denominado Ranking del Anuncio, construido mediante la combinación de su oferta (cuánto está dispuesto a gastar) y su nivel de calidad (una medición de la calidad de sus anuncios, palabras clave y sitio web).

Si tienes una empresa que promocionar y este sistema te ha convencido, aquí van 10 consejos para optimizar tu campaña de Google Adwords:

1. Haz búsquedas exhaustivas de palabras clave, no pagues por la palabra “Móviles” pero sí por “comprar Nokia Lumia”. Tendrá menor coste y mayor conversión.

2. Envía a tus usuarios a páginas de contenido relacionado. No mandes siempre a la home page. En el caso del punto 1, haz que tu cliente llegue a la página de producto directamente.

3. Empieza siempre con las apuestas mínimas. De esta manera podrás saber qué volumen de búsquedas tienes y qué puedes obtener. Cuando incrementes el presupuesto ve céntimo a céntimo y comprobando los resultados.

4. No seas ludópata. Aunque suene a broma, estos sistemas consiguen que los anunciantes compitan de manera irracional. No entres en ese juego.

5. Crea muchos anuncios. Muchos anunciantes compran cientos o miles de palabras, crean un único anuncio y redirigen a su home page. Haz un esfuerzo de redacción de campañas adaptadas a cada grupo de palabras clave de manera que éstas aparezcan siempre en los textos.

6. Organiza tu administrador. Adwords permite organizar las campañas y grupos de anuncios para poder trabajar con ellos de manera eficaz y sacar la máxima rentabilidad. Aprende a utilizar las herramientas y realiza una organización adecuada de creativos y palabras clave.

7. Explota tu base de datos. Encontrarás muchas posibilidades en su base de datos de productos. Imagina cuántos productos puede tener como palabras clave la web de ElCorteInglés.es o la combinación de títulos y autores de casadellibro.com.

8. Analiza tus ratios de conversión por grupos de palabras. Utiliza sistemas de control para saber qué palabras y anuncios convierten en sus objetivos de ventas y si lo hacen de manera rentable.

9. Consigue buenos CTRs. Haz siempre 2 o más anuncios por cada grupo de palabras y prueba su eficacia hasta lograr un Click Trough Rate elevado. Gana posiciones por el CTR y no sólo por el precio de la apuesta.

10. Saca partido a la picardía. Utiliza búsquedas exactas, errores gramaticales, nombres de la competencia, idiomas extranjeros dentro de su mercado… hay muchos pequeños nichos que están esperando para lograr tráfico cualificado con la apuesta mínima.


TIC y Empleo (Fuentes: Google, Red.es, aDigital)