Creo que no hay nada mejor que empezar un post dando gracias a la vida y a todo lo que me ha proporcionado 2015. Hace 12 meses la situación era distinta: todo iba bien, tenía un trabajo por cuenta ajena relativamente satisfactorio, estable y bien pagado, pero que no me llenaba. El proyecto Gz2puntocero estaba en marcha desde enero de 2014 y cada vez crecía más, reclamaba más atención por mi parte y me tentaba poderosamente. Finalmente, en enero de este año me armé de valor y decidí no renovar contrato con la empresa en la que dirigía el departamento de Comunicación y Marketing para “tirarme a una piscina” que afortunadamente estaba medio llena de agua…

gz2puntocero-balance-2015-nochevieja-feliz-2016Opté por arrepentirme (en todo caso) de lo hecho y no de lo que quedó por hacer, y no me equivoqué. Desde entonces algunos clientes que ya tenía me recomendaron a otros conocidos sabiendo que ya disponía del tiempo suficiente para ellos, y a la satisfacción laboral se sumó el momento de “enajenación mental transitoria” que nos llevó a mi chico y a mí a organizar nuestra boda desde marzo para junio de este mismo año.

Renovamos página web, ampliamos la familia de “GzClientes”, nos especializamos con nueva formación en SEO y SMO (posicionamiento en Google mediante la optimización de páginas web y sus redes sociales vinculadas)… Como veis, un año intenso lleno de ilusión, trabajo, dedicación, alegría, risas, estudio, curiosidad, esfuerzo y sueños cumplidos. Y nada habría sido igual sin los otros dos Gz con los que comparto proyectos personales y laborales, María y Pablo, ni sin quienes nos seguís en redes y estáis pendientes de nuestro blog.

Es complicado pensar propósitos para 2016 haciendo un balance tan positivo de 2015, pero lo intentaré, porque aún quedan sueños por cumplir:

1. No perder la curiosidad de probar nuevas herramientas digitales que mejoran el servicio a mis clientes.

2. Seguir estando siempre disponible para quienes confían en Gz2puntocero, muchos de ellos ya amigos y fantásticas personas con las que me encanta hablar de trabajo y de la vida.

3. Hacer lo posible por sacar tiempo para volver a dar clases de Marketing online para no olvidar esa faceta de “profe” que tantas satisfacciones me ha dado.

4. Equilibrar mejor el tiempo de trabajo y de ocio, disfrutar un poquito más de mi familia y amigos.

5. Asistir a más conferencias y/o participar como alumna en más actividades de formación que fomenten también el networking con profesionales de mi sector para seguir potenciando mi experiencia.

6. No olvidarme nunca de agradecer lo suficiente la ayuda de María y Pablo, porque sin su dedicación nada sería lo mismo.

Si habéis llegado a leer hasta aquí, GRACIAS por vuestro tiempo. ¡Nos leemos en 2016!