“Si el Gobierno no aprueba nuevas reformas, la economía española está abocada a crecer por debajo del 1,5% en los próximos 10 años”. Es la opinión del 60% de los expertos consultados por PwC en su ‘Consenso Económico‘ correspondiente al primer trimestre de 2013 y que reclaman, en el 94% de los casos, reformas urgentes en la Administración Pública (87%), en la formación profesional (78%), en las políticas de empleo (76%) y en la energía (71%).



En lo relativo al empleo y al mercado laboral, el 50% propone que el coste del despido sea progresivo con la antigüedad en el puesto del trabajo y el 40% aboga por que éste se instrumente mediante un seguro de despido que acompañe al trabajador a lo largo de su carrera profesional. 

Respecto a las políticas para aumentar la productividad y la competitividad de las empresas, el 62% de los consultados demanda una reforma de la justicia que haga los procesos mercantiles más cortos y asequibles.

Luz al final del túnel

Por primera vez en muchos trimestres, el informe refleja una notable mejora de las perspectivas de los expertos y empresarios sobre la evolución de la economía española a finales de año: aumenta en 46 puntos, hasta el 72%, el porcentaje de quienes esperan entonces una mejora en la actividad y sólo el 27% cree que permanecerá igual o empeorará. 

Esto se concreta en una previsión de caída del PIB para 2013 del -0,8%, 3 décimas peor que la del Gobierno pero más optimista que las últimas previsiones del FMI (-1,3%), de la OCDE (-1,4%) o de la Comisión Europea (-1,4%).

Para alcanzar esta evolución, los expertos confían en el alza del peso de las exportaciones (73%), pese a la persistente debilidad de la demanda interna. 

Evolución de la oferta y demanda de trabajo en España. PwC.

TIC y Empleo (Fuente: PwC)