El 22,6% del capital humano de España está inutilizado, lo que se corresponde con la formación de quienes quieren trabajar pero no encuentran empleo. Cabe destacar que en todas las comunidades autónomas los parados acumulan menos años de estudios que los ocupados. En el conjunto del país, los desempleados presentan una media 10,3 años de formación, es decir, 1,5 años menos que el promedio de los ocupados. Esta variación es la que justifica que la tasa de capital humano desaprovechado sea inferior a la de desempleo (25%).

DISTRIBUCIÓN DEL CAPITAL HUMANO EN ESPAÑA:

DISTRIBUCIÓN DEL CAPITAL HUMANO DESAPROVECHADO EN ESPAÑA:



AÑOS DE FORMACIÓN DE LOS PARADOS Y OCUPADOS EN ESPAÑA:


TIC y Empleo (Fuentes: Adecco, Barceló y Asociados)