Si con el título te has animado a entrar al blog, una de dos: o te preocupas por mi bienestar, o te alegras de mi mal… Elegiré la primera opción, por aquello de que siempre me empeño en ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío. No es para menos, si el año 2016 terminó con viento favorable en el ámbito laboral, 2017 no ha hecho más que mejorar con nuevos proyectos como los que, digo, me llevan de cabeza directa a la farmacia. Aún hay cosas en el aire, pero a mi colaboración con la distribuidora de productos farmacéuticos Disfarduero se suma ahora una iniciativa que está a punto de ver la luz también relacionada con el sector farmacéutico y que me llena de ilusión (os lo contaré pronto, palabrita).

Esta mayor presencia de Gz2puntocero en el canal farmacia me animó a asistir la semana pasada a un par de charlas impartidas por dos grandes de la comunicación online del sector: la abogada Isabel Marín y la farmacéutica Inma Riu. Aprovecho para dar las gracias por la invitación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid a Ana Teresa Jódar, de Farmacia Alcazarén, puesto que la formación se dirigía únicamente a colegiados.

Debo reconocer que aprendí mucho en la primera jornada, como quedó patente en nuestra cuenta de Twitter, principalmente en lo relativo a las particularidades en la normativa de creación de páginas web de farmacias:

La charla dio para mucho más, pero es que aún falta que os resuma parte de todo lo que aprendí al día siguiente de la mano de Inma Riu, ingeniosa y creativa a la hora de dar ideas a los farmacéuticos que se animen a dar el salto a Internet:

Se trata de un breve resumen de lo explicado por estas dos grades de la comunicación 2.0 de la farmacia. Lo importante: salón de actos repleto de farmacéuticos interesados por la comunicación y el marketing online y buenas vibraciones posteriores. Y lo mejor, desde el punto de vista de Gz2puntocero: nuevas y frescas ideas para el desempeño de nuestra labor con las empresas del sector.

Este tweet final de mi cuenta personal lo da buena cuenta de mi satisfacción al terminar la segunda jornada y os ayuda a poner cara a la profesional y siempre curiosa Ana Teresa Jódar: