En uno de los primeros post de este blog comenté el funcionamiento de las redes de afiliación y destaqué las ventajas de esta técnica publicitaria para los negocios. En esta ocasión quiero hacerme eco de un documento elaborado por IAB Spain sobre las prácticas recomendadas en este tipo de programas, que sólo en 2012 promovieron una inversión de 35,93 millones de euros en España.
 
A su juicio, es imprescindible que ambas partes acuerden con la máxima transparencia los siguientes aspectos: 
 
1. Condiciones de remuneración: establecer con precisión las condiciones por las que serán (y no serán) remunerados los afiliados, lo que significa definir las acciones válidas y los costes que quedarán excluidos.
 
2. Duplicaciones: para evitarlas es necesario seleccionar de forma inequívoca los canales que pueden derivar en posibles clientes y la propia lógica del sistema.
 
3. Tipos de afiliados: identificar a quienes mejor pueden promover un producto o marca.
 
4. Plazos: los afiliados deben conocer con antelación suficiente cualquier cambio que pudiera alterar los términos de su colaboración para poder respetarlos.
 
Documento completo:
Guía de Buenas prácticas en Marketing Afiliación from IAB Spain
 
TIC y Empleo (Fuente: IAB Spain)