Hace unos meses Twitter mejoraba su sistema publicitario añadiendo nuevos tipos de anuncios y las tarjetas de generación de potenciales clientes. Este otoño la red social ha dado una nueva “vuelta de tuerca” para mejorar las opciones de los anunciantes y multiplicar la eficacia de sus campañas. De hecho, según recientes estudios, los anuncios de la plataforma de microblogging son más eficaces que los de su principal competidora por volumen de ingresos: la “todopoderosa” Facebook.

Desde la última actualización de los anuncios de Twitter, los objetivos que pueden perseguirse son variados y se adaptan a casi todas las situaciones que puede desear una marca: desde conseguir interacciones con un tuit hasta conseguir visitas hacia un sitio web o conversiones en el mismo, pasando por la instalación de una determinada app de empresa, incrementar el número de seguidores de la cuenta o recopilar los correos electrónicos de clientes potenciales registrados en la red social.

gz2puntocero-objetivos-twitter-ads

La segmentación es otro de los aspectos clave en la configuración del anuncio en Twitter. Es posible optar por segmentar el público objetivo (además de por los criterios tradicionales de idioma, ubicación, sexo y dispositivo de conexión) en base a sus Intereses y a otras cuentas que siguen u optar por una Audiencia personalizada usando nuestras propias listas de correos electrónicos, ID de Twitter o de publicidad móvil.

Igualmente útil es la posibilidad de crear una etiqueta del sitio web para acciones de remarketing. Consiste en solicitar a Twitter un fragmento de código que se coloca en determinadas páginas de nuestro sitio web para recopilar las ID de cookies de los visitantes, determinar si son usuarios que provienen específicamente de publicidad de la red social y guardar sus datos por si en un plazo de tiempo inferior a los 90 días deseamos realizar una segunda campaña de fidelización.

Y llegamos al punto más delicado de toda campaña publicitaria: el presupuesto. En este punto, Twitter nos solicita establecer una cantidad máxima diaria y una oferta máxima por nuevo seguidor, además de ofrecernos la opción de fijar un importe máximo total de la campaña que nunca se superará. El importe mínimo por interacción son 0,01$, pero Twitter tiene en cuenta a la hora de mostrar el anuncio lo que denomina la “oferta ajustada a la calidad”, determinada por 3 variables fundamentales:

– Repercusión del tuit (veces marcado favorito, retuiteado o contestado).

– Relevancia, o relación del tuit con los intereses de los usuarios.

– Novedad del contenido promocionado, no hay que olvidar que Twitter es una plataforma en la que prima la actualidad en tiempo real.

Sólo logrando el equilibrio entre todos estos elementos de los anuncios se conseguirá la campaña perfecta. ¿Necesitas ayuda? Confía en Gz2puntocero.