El 43% de los trabajadores españoles tiene miedo a perder su empleo y el 93% de los profesionales considera que las empresas están utilizando el pretexto de la crisis para empeorar las condiciones de su plantilla. En este contexto, ¿cómo percibir si tu jefe planea despedirte? ¿Qué puedes empezar a hacer si tienes pistas de que pronto perderás tu puesto de trabajo?

Algunas pistas de que la empresa pretende prescindir de ti son: 

1. No se tiene en cuenta tu opinión. No te invitan a las reuniones a las que antes asistías, no te asignan proyectos importantes y no te informan de las novedades de la compañía.

2. Tus subordinados tienen más poder que tú, o son ascendidos, o se te pide que les enseñes a hacer tus tareas habituales. 

3. Te buscan defectos en el desempeño de tu labor.

4. Tu jefe cambia la manera de dirigirse a ti y la anterior relación amigable se convierte en tirante.

5. Debes pedir permiso para todo. Si están pensando en despedirte no podrás tomar decisiones importantes, de pronto tendrás que consultar cada cosa que hagas y a menudo rechazarán tus iniciativas. 

6. Tus bonus o incentivos disminuyen, y con ello tu salario.

7. Puede que incluso te lleguen rumores de que vas a ser despedido. En ocasiones serán ciertos. 

8. Comienzan a despedir a compañeros. Si hay despidos masivos, aunque no te afecten al principio, nunca sabes cuándo puede llegar tu momento.

Si empiezas a notar alguno de estos indicios, no te quedes paralizado, piensa cómo reorientar tu carrera profesional con tiempo. Algunas pautas que puedes seguir son:

1. Descubre tu vocación. Es el momento de reflexionar sobre lo que disfrutas haciendo y analizar cómo puedes convertirlo en tu profesión. 

2. Condiciona tu decisión a la situación del mercado. Hay que combinar las aficiones personales con la viabilidad de convertirlas en una ocupación. Estudia si el sector al que quieres dedicarte tiene oportunidades de crecimiento o se ha visto afectado por la crisis.

3. Piensa en tus habilidades y en cómo puedes aplicarlas a tu desarrollo profesional. 

4. Ponte al día de las novedades, técnicas y metodologías que imperan en el sector que te interese.

5. Conecta con personas clave del sector. Intenta que contactos en común os presenten o búscales a través de las redes sociales profesionales.

6. Revisa tus antiguas tarjetas o entradas en la agenda. Retoma la relación con antiguos colegas, en persona o por Internet.

7. Utiliza tus perfiles sociales para comunicar al mundo tu nueva orientación profesional.

8. Aprovecha las herramientas a tu disposición. Haz networking y acude a consultoras profesionales que te asesoren y te conduzcan hacia oportunidades de empleo.

9. Comprométete. Dedica tiempo a tu nuevo proyecto.

10. Piensa en positivo. No desesperes y haz lo posible por ser optimista.


TIC y Empleo (Fuentes: Infojobs, Universia, RRHH Press, Equipos y Talento)