El paso de los años ha demostrado que el videomarketing es una poderosa herramienta para promover casi cualquier tipo de empresas en Internet. Los sectores que mejor están aprovechando esta estrategia comunicativa son, por el momento, la automoción, los negocios de belleza e higiene, la industria vinculada a la cultura y los medios de comunicación, compañías del área de entretenimiento (cine, videojuegos…) y las telecomunicaciones. ¿Qué ventajas encuentran en este formato?
 
1. Genera branding de marca (conocimiento): impacto, contenido, interacción.
 
2. Permite conocer el comportamiento del usuario y recoger datos de CTR (Click Through Rate, proporción de clics), vídeo reproducido, reacciones, etc.
 
3. Mejor y mayor segmentación que en la televisión con un coste inferior.
 
4. Si el contenido del vídeo es de calidad y además éste se difunde por las redes sociales la viralidad es tremenda.
 
5. Actualmente este formato puede reproducirse en todo tipo de dispositivos con acceso a Internet.
 
6. Mejor engagement (compromiso con la marca) y ROI (Return On Investment, porcentaje de beneficio sobre la inversión realizada).
 
7. Gran nicho para menores de 36 años y en general para todos los internautas, que esperan un contenido cada vez más audiovisual y creativo.
 
 
Los modelos de pago más frecuentes establecidos entre anunciantes y plataformas de reproducción son:
 
– CPM: coste por cada 1.000 impresiones
 
– CPV: Coste por visionado
 
– CPC: Coste por clic
 
– CPE: Coste por engagement
 
 
Los formatos más habituales son:
 
1. Vídeo sobre contenido editorial
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2. Vídeo en creatividad
 
 
 
3. Vídeo de la marca como contenido
 
 
 
 
Hay que tener en cuenta que se desarrollan costosas campañas de videomarketing proyectadas en plataformas de amplia repercusión, pero que las puertas también están abiertas a empresas más modestas que tienen a su disposición canales como Youtube o Vimeo, donde pueden montar y alojar sencillas piezas que inviten al usuario a contactar con ellas. ¿Factible? Seguro que sí, si no es solos, con ayuda de profesionales en la materia.
 
TIC y Empleo (Fuente: IAB Spain)