Twitter, con más de 500 millones de usuarios, es una de las redes sociales que permite una relación más estrecha entre público y empresas, pues cualquier tipo de queja, sugerencia o pregunta se resuelve en tiempo real. Los negocios que apuesten por modelos CRM (Customer Relationship Management) encuentran en esta plataforma una excelente vía de fidelización de clientes, pero ¿Cómo acercarse a los seguidores y qué hacer para mantenerlos? 
 
1. Sé breve y constante. El 21% de los tuits que generan más interacciones tiene menos de 100 caracteres, lo que ayuda a que la gente pueda retuitear citando a otros usuarios o dejando opiniones personales. Aprovecha esa viralidad para publicar toda la información relativa a tu empresa que consideres de interés general: nuevos productos, horarios de apertura, cierres por reforma o cambios de local, participación en ferias sectoriales, apariciones en prensa, etc.
 
2. Responde siempre. Lanzar un mensaje en 140 caracteres es mucho más fácil para el internauta que utilizar cualquiera de las otras fórmulas de contacto con la empresa. Siempre que lo hagan asegúrate de contestarles con soluciones, sugerencias o enlaces a tu sitio web, guías del usuario o blogs, lo antes posible, ya que se espera una respuesta inmediata. Debes tener la suficiente habilidad como para convertir una crítica en un prescriptor de tu marca.
 
3. Utiliza imágenes y vídeos. El 40% de las personas reacciona mejor a la información gráfica que a los textos, lo que explica que el 36% de los enlaces compartidos en Twitter sean imágenes y que cada minuto se difundan en esta red social el equivalente a 4 días de vídeos de Youtube. 
 
4. Usa los #hashtag. Los tuits que usan etiquetas precedidas por la famosa almohadilla tienen el doble de posibilidades de ser retuiteados. Se calcula que el número óptimo de hashtag por tuit oscila entre 1 y 2. 
 
5. Sé agradecido. Detecta quiénes son los tuiteros que más intetactúan con tu empresa y demuéstrales tu gratitud con cierta frecuencia (los #FF o Follow Friday son una buena forma de hacerlo), además de dar la bienvenida a los nuevos seguidores con mensajes personalizados. Un sencillo gesto que a menudo contribuye a cimentar una sólida relación entre ambas partes.
 
6. Entabla relación con cuentas importantes de tu sector. Existen herramientas para detectar qué perfiles no te siguen de entre todos los que tú sigues (una de ellas es Friend or Follow) pero en ocasiones te resultará interesante estar conectado a agentes importantes de tu ámbito de actividad independientemente de si el interés es mutuo o no. Pueden seguirse colegios profesionales, centros de investigación, asociaciones sectoriales, etc, para utilizar sus cuentas como fuente de información “retuiteable” que enriquezca tu propio perfil empresarial.
 
7. Monitoriza la actividad de tu cuenta. Twitter acaba de poner en marcha su propia herramienta de estadística (https://analytics.twitter.com) al estilo del Facebook Insights, pero lamentablemente esta herramienta sólo está disponible para tuits en inglés y con origen en EEUU. Hasta que se universalice su uso tendrás que conformarte con otras plataformas del tipo Hootsuite, Mention, Tweetdeck o SocialBro, que facilitan mucho la gestión de los perfiles sociales. 
 
 
 
TIC y Empleo (Fuentes: Mediabistro, Sweb Development y el blog de SocialBro