Tan importante como poner en marcha una campaña de marketing online es medir los resultados que ésta reporta a la empresa. El ROI (Return on Investment) combina los recursos (económicos y humanos) que el negocio ha dedicado a esta actividad con los beneficios obtenidos en términos de visitas, compras, suscriptores, etc.

Algunos de los indicadores que con más frecuencia analizan las compañías para evaluar la eficacia de sus acciones en Internet son la presencia de la marca (número de veces que aparece en conversaciones en las redes sociales, etiquetas), el número de seguidores en estos medios y su implicación o el grado de satisfacción y confianza que transmite la marca entre los miembros de su comunidad web.


Sin embargo, existen otras 4 métricas que resultan imprescindibles para monitorizar la actividad de la empresa en Internet y que suelen ser menos habituales:

1. Recurrencia: entendida como la forma en la que los medios sociales aportan un tráfico constante de ingresos o de información relevante para la toma de decisiones en el propio negocio.

2. Volumen de ventas: tanto las generadas en la Red mediante herramientas de e-commerce como las gestionadas en tiendas físicas (cuantificadas con elementos como bonos de descuento lanzados por la Red). Además de la tasa de conversión que proporciona el proveedor de analítica web utilizado en cada caso, es necesario disponer de un sistema de retroalimentación con el que vincular las ventas offline que provengan de acciones en los medios sociales.

3. Conservación de clientes: acostumbrados a basar la estrategia en el proceso captación, conversión y retención a veces se olvida que no puede retenerse a nadie contra su voluntad y que las redes sociales pueden ser grandes aliadas para incrementar la fidelidad de los clientes.

4. Crecimiento: gestionar correctamente los medios sociales, atendiendo las necesidades de los usuarios y cuidando la experiencia del cliente (gestión de quejas y dudas, por ejemplo) contribuye al crecimiento orgánico de la marca. Las redes ofrecen pistas sobre esa evolución del negocio y sobre cómo la conversión de usuarios en consumidores atrae nuevo público objetivo hacia la marca.

TIC y Empleo (fuentes: Roberto Carreras y Puro Marketing)