La reciente presentación de un poco favorecedor retrato oficial de Kate Middleton, duquesa de Cambridge, ha inspirado una nueva entrada en el blog oficial de LinkedIn sobre la importancia de escoger una foto de perfil adecuada para mostrar en la red social profesional. 

Los responsables de la plataforma exponen 4 consejos para que los usuarios acierten con la imagen que quieren transmitir a los más de 200 millones de miembros de LinkedIn:

1. Sube una foto de perfil. A su juicio este asunto es muy importante, tanto que calculan que la posibilidad de ser visto es 7 veces mayor si se incluye una imagen.

2. Escoge un retrato profesional. Evita las fotos de boda o en la playa, debes transmitir a potenciales socios comerciales y proveedores que eres LA PERSONA con la que deberían estar haciendo negocios.

3. Menos es más. Lo mejor es seleccionar un primer plano de la cara con un sencillo fondo blanco. La ropa también debe ser la que llevarías cada día al trabajo. 

4. Utiliza una imagen en color porque es lo que tus contactos verán si les conoces en persona.

En su post, los expertos de LinkedIn ahondan en la negatividad de no incluir una foto de perfil, porque puede denotar una falta de habilidades sociales. “Es muy parecido a cuando vendes una casa. Si no hay imagen la gente puede pensar que esconde algo malo”, argumentan.

La principal red social profesional también reflexiona sobre la importancia de acompañar el nombre de contacto con una fotografía en el caso de haber cambiado de apellido al contraer matrimonio. Para estos supuestos recomienda añadir el nombre completo de soltero, que facilitará los vínculos con antiguos compañeros de instituto o universidad.


TIC y Empleo