Si estás pensando en montar un negocio de comercio online conviene que tengas en cuenta estos 10 primeros pasos, fundamentales para alcanzar el éxito con objetivos y estrategias factibles:

  • Busca un nicho de mercado: investiga para detectar nichos poco cubiertos o con necesidades en el mercado y descubrir la manera de especializarte con un producto o servicio, contar con proveedores de confianza o negociar buenos márgenes.
  • Completa el papeleo. Los trámites burocráticos para los comercios online resultan bastante más sencillos que los de las tiendas físicas (licencias, impuestos) pero añaden otros específicos de la actividad en Internet como los recogidos por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, la Ley Orgánica de Protección de Datos y la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.
  • Escoge un buen dominio. A poder ser corto, fácil de recordar, escribir y pronunciar, representativo de tu actividad, con gancho y fácil de indexar por Google. ¡Casi nada!
  • Diseña una página web a tu medida. ¿Tu negocio puede prosperar con una web sencilla o necesitas (y puedes permitirte) una con gestión actualizada de stocks, comparador de precios, …? Lo principal es que resulte amigable tanto para el usuario como para los robots de Google, y con un diseño de fácil navegación en todo tipo de dispositivos.
  • Invierte en un buen gestor de stocks. Puedes empezar con uno modesto y poco a poco ir optimizándolo pero en todo e-commerce resulta fundamental disponer de un catálogo constantemente controlado, conocer la disponibilidad de los productos y que los clientes sepan a qué atenerse en cuanto a tiempos de espera.
  • Selecciona un buen proveedor logístico. La mayor parte de las quejas en comercio electrónico están provocadas por pérdidas, retrasos y otras incidencias derivadas del envío, lo que demuestra la importancia de contar con un proveedor logístico de confianza.
  • Soluciona la cuestión de los pagos. Es esencial alcanzar acuerdos con varios de estos proveedores para ofrecer distintas alternativas de pago seguro para tus clientes. Paypal, tarjetas de crédito, transferencia bancaria… Al usuario le gusta poder elegir en un asunto tan delicado como el de los pagos.
  • Monta un servicio de atención al cliente. En los primeros meses de actividad el esfuerzo suele centrarse en la venta y a la preventa, el principal motor de ingresos, pero conviene disponer también de un canal que recoja las quejas e incidencias de los que ya son clientes para evitar perderles en un futuro.
  • Haz un seguimiento de tus clientes. Internet hace muy sencillo conocer mejor a los clientes (cuándo compran, cuánto tardan en comprar, cómo llegan a la página o cuánto gastan) y utilizar toda esa información para mejorar nuestro servicio a sus necesidades y hábitos.
  • Diseña una estrategia de venta y promoción que incluya objetivos a alcanzar y acciones para llevarlos a cabo (redes sociales, SEO, SEM, SMO, campañas de fidelización, ofertas, …). Siempre se puede revisar y mejorar, pero conviene tener claro el rumbo del negocio desde sus inicios.

 

gz2puntocero-emprender-online

Gz2puntocero // Fuente: RRHHDigital